domingo, 29 de junio de 2008

Capítulo 7 - Viviendo Deprisa

Parece que tengo mucho que contaros, y he de disculparme pero el abandono no ha sido deseado.

Estos días mi vida y mi tiempo se han visto reducidos a 12 horas al día, o lo que yo he denominado 24 horas express.

Créanme que hasta me cuesta pararme a pensar que hice el Viernes por la tarde... pero intentaré ubicarme y contaros todo desde el principio. Pero tranquilos (y para mi desgracia) no he dormido acompañada ni con una sobrecarga de placer que me haya hecho abandonados. Si hubiera sido así la excusa a vosotros tal vez no os hubiera valido, pero a mi, SI SI SI.

El Viernes, mi querido J. Jones y yo nos fuimos de nuevo a la sesión nocturna del cine para ver (por segunda vez) esa película que los americanos han hecho basadas en nuestras vidas y poder pillarles algun fallito que otro. Y como diría Jones, ¡y de paso verle el cirulo a Dante!

Compramos comida para llevar en un exclusivo y "real" restaurante especializado en carne de ternera a la parrilla con salteado de verduras sin hervir envuelto en una pasta previamente cocinada de harina agua y sal. Para beber como siempre "Diet Coke®" y como complemento, tubérculos laminados prefritos a la temperatura exacta de 120º durante siete minutos y medio.

Cuando estábamos pagando el parking donde se encontraba nuestro exclusivo biplaza rojo, me encontré con alguien que hacía años que no veía y a quien llamaremos "L"
Tras cinco minutos de conversación mientras Jones analizaba al detalle toda la indumentaria que llevaba (vulgar Jones, definitivamente la palabra es vulgar) L se fue y nosotras, también:

-Brad quién era esa hortera de bolera y de barrio-
-L-
-¿Es de tu etapa solidaría en ONGs?-
-Me lié con su marido-
-¡Ah!-

No os he contado que mi cansancio esta semana ha estado constantemente en modo aumento, y es que, un familiar cercano anda hospitalizado. Con lo que las visitas al mismo son permanentes.

Aun no he encontrado a ese doctor macizo que sale en "Anatomia de Grey" pero en mi empeño seguro que lo encuentro y me lo quedo para mi colección. Creo que el y yo, hacemos juego.

Ayer por la tarde y aplicandonos la teoría de lucir a cualquier moreno que nos ponga al alcance, cogímos la ruta de malpica para establecer nuestra morada al lado de todo torso descubierto con más de dos abdominales visibles.

Con nuestras sandalias Manolo® Special Summer y nuestras bolsas de playa Vogue® llegamos a la conclusión de que este tipo de verano, nos gusta.

Chiringuito con clase a pocos metros, remesa de revistas de moda y -Cari, rellename el Cosmopolitan y de paso traenos un piscolabis-

¡Chic@s! de todas las compañías, la de Jones, es la mejor.

Hoy futbol, piernas bonitas y esperemos que victoria. Por que yo, de mayor quiero ser "árbitra"



2 comentarios:

Anónimo dijo...

si es q os lo montais de lujo joer,yo quiero llevar una vida como la vuestra,pero sobre todo quiero pintar, aunque me da que vosotros pintais bien poco jaja.

bueno un besito

SARITA.

El Rondeño ^^ jejeje dijo...

q fort q fort q fort q fort! la laurita kardenas, de... de... de mujer de jorge cotallo pero pero pero... :'( q vida ams injuuussstaaaaaaaa :'( c'est pas possible!!!!!!!!!! km te odio laura.. jajajajaja a ver si te dejas kaer por aki xikiya aroa q tas de vakanceeeeeeessss